• Caterina de Algodón

Arenero con las 3 b's

Updated: Nov 22, 2019


Una de las ventajas de tener gato es saber que no tendrás que batallar con el hecho de levantar popos en medio de la sala ni deshacerte de tu tapete favorito por el olor a pipí... Pero debes estar consciente de que si tienes un gato (o muchos) es imprescindible tener el arenero limpio en casi todo momento.

Nunca tuve problema con barrer la arena que aventaba Cleo fuera del arenero puesto que no hacía gran desastre, pero un buen día llegó Pancho a nuestras vidas y todo cambió....para mal.

Como buen gato extremadamente activo y juguetón que es, el área del arenero se convirtió en una extensa playa nada paradisíaca.

Por practicidad yo solía comprar agua embolsada, la cual estaba almacenada en el cuarto de limpieza junto con la caja de arena. Escribo este pequeño detalle porque Pancho descubrió lo divertido que era morder y rasgar las bolsas de agua, un poco nomás, para ver como caían las gotitas. No quiero describir la pesadilla que era limpiar un cuarto entero inundado y convertido en lodazal.

¡Adiós bolsas! ¡Hola garrafones estorbosos y pesados que acaban con mi espalda! y lo más importante de todo, bienvenido arenero cubierto.

Los expertos recomiendan usar areneros descubiertos y fáciles de acceder, ya que según los estudios, los gatos los prefieren y les causan menos estrés. En mi caso, decidí que yo también debo estar contenta con el asunto y el regadero de arena me genera el estrés a mí (tengo obsesión con el orden y la limpieza). Así que llevo años ignorando las recomendaciones del etólogo, hice mis areneros cubiertos y no he tenido problemas hasta ahora.


Generalmente los areneros cubiertos que venden en las tiendas son caros ($300-$1000), por eso compré una caja genérica en Walmart de $100 y le hice un agujero con la navaja. Cinco años después sigue funcionando y yo ya no barro.

Bueno, bonito y barato... la clave de un buen proyecto.