• Caterina de Algodón

¿Debes cortar las uñas de los gatos?

Las uñas de los gatos son una parte importantísima de su cuerpo. Funcionan como mecanismo de defensa, sirven para marcar y también los ayudan a escalar y llegar a lugares que tienen curiosidad de visitar, como las ramas de un árbol.


Muchas personas aman a sus gatos pero quieren evitar que estos arañen sus muebles, porque a quién le gusta un sillón todo rasguñado.


Desafortunadamente existe un proceso llamado desungulación, el cual consiste en retirar las uñas de los gatos permanentemente mediante un proceso quirúrgico en el cual cortan la uña, los nervios que están pegados a ella junto con un pedacito de articulación. Es un proceso similar a cortar la primera falange, como si te cortaran hasta el primer doblez de los dedos de las manos.


Esto es una CRUELDAD. En muchos países como en España, está prohibido y penado.


Además, está comprobado que al no poder practicar un comportamiento natural para ellos (como los antes mencionados: marcar, defenderse), los gatos tienden desarrollar problemas de conducta como hacer fuera del arenero, volverse completamente agresivos y ariscos, miedosos y antisociales, entre otros.


En caso de que salgan a la calle, corren mucho mas peligro al no poder escalar para escapar de algún perro o poderse defender en caso de una pelea.


Yo soy arquitecta y amo el diseño, la decoración y los muebles. No quiere decir que no haya perdido varios, que ninguno esté arruinado y que no sufra cuando veo un nuevo rasguño en mi comedor de 100% madera de cedro, antigüedad heredada de mis abuelos.


Mi hermoso comedor rasguñado.

Pero amo a mis gatos y he aprendido a vivir con ellos, y también a ensuciarme las manos laqueando muebles de madera para disimular las marcas.


Alguna vez has visto cuando un gato araña el brazo, el respaldo o el asiento de un sillón? El tronco de un árbol y alguna otra superficie?


Este comportamiento no es precisamente para afilar sus uñas como todos creemos. Es el instinto de marcaje de los gatos.


Para los otros gatos, entre más alto se encuentra la marca de rasguños, más grande es el gato que vive ahí. Entre más profundos o marcados sean los rasguños, más fuerte es el gato que habita ese territorio. Es el lenguaje natural entre mininos para delimitar su hogar y establecer jerarquías.


Este comportamiento es un riesgo para cualquier mueble que incluya tapicería, y la mejor solución que yo he encontrado para esto es tener rascadores por todos lados. Uno en la sala, otro en el comedor, un par en cada recámara. Unos de cartón, de mecate y otros de alfombra. Los detesto, se ven bastante fuera de lugar respecto a la decoración de la casa. Pero solo así respetan el sillón que tanto me gusta y he aprendido a vivir con esos tiliches extra.


Uno de mis tantos rascadores. Bastante usado.

Feliway tiene un producto especial que es atrayente para que aruñen en algún mueble o rascador en específico. Mi estrategia de los mil rascaderos ha funcionado por lo tanto nunca lo he usado y no puedo recomendarlo personalmente, pero existe por si necesitan probarlo.



Por otro lado, también me he llevado rasguños cuando estoy jugando con ellos. En el caso de Panchito, tiene una necesidad casi compulsiva de amasar cuando quiere relajarse antes de dormir. Y amasar implica encajar sus uñitas en mi abdomen o en mi brazo. Antes aguantaba los rasguñitos, hasta que un buen día me agarró de malas.


Y decidí cortarle las uñas.


Pensé que iba a ser toda una odisea, y tal vez se iba a volver loco con la manipulación. Pero al parecer no le causa tanto conflicto. Si desde pequeños los acostumbras o haces que lo relacionen con un momento tranquilo o con un premio después, no tendrás problemas.


Para cortar las uñas de los gatos hay que saber un par de cosas primero. Solo se deben cortar las puntitas, si llegas al nervio/carnita, el gato te odiará por siempre y el sangrerío será bastante escandaloso.



Instrucciones para cortar las uñas de tu gato.


Es un proceso que yo hago aproximadamente cada 15 días, que es en lo que las uñitas tardan en crecer nuevamente. Y no te preocupes, siempre vuelve a salir el pico asesino.


Existen varios tipos de cortaúñas especiales para gato, yo me he sentido muy cómoda con este que es en forma de tijeritas. Si tienes un poco de miedo, empieza cortando muy poquito para que midas la fuerza necesaria por aquello de la textura de la uña. Tu gatito debe estar tranquilo porque si empieza a querer escapar puedes lastimarlo.


Cortauñas para gatos.


Lo recomiendo ampliamente, así te puedes ahorrar unos cuantos arañazos molestos, por mas cariñosos que sean.


Uñas de Panchito en su tamaño natural.

Uña de Panchito ya cortada.

Les dejo un videíto del manicure de hoy.